jueves, noviembre 16, 2006

Fuera de Recorrido

La micro se queda vacía, mientras termina de recorrer las últimas curvas antes de llegar a la cima del cerro. El chofer me mira, y me pregunta si me molesta que fume. Como estoy lejos de él, le digo que me da lo mismo.
Me cuenta de sus problemas matrimoniales, y de cuan solo está. De sus amigos que se ríen de él porque su mujer lo engaña y él no hace nada. De su hijo que está metido en problemas de drogas.
Empieza a llorar.
Acelera peligrosamente cerro abajo, y sigue llorando mientras la micro cae por el barranco.

1 comentario:

Sol dijo...

micros que caen, aviones que caen....
algo pasa.