jueves, diciembre 20, 2007

Lado A

Necesito plata para poder comprar más droga. Necesito vender algo.
Veo una chaqueta de cuero colgada del asiento del conductor en un automóvil estacionado.
Comienzo a forcejear con un alambre cuando veo las luces de una patrulla.
Escucho gritos y un par de tiros. Uno me llega en la pierna, pero es superficial.
Corro, lo mejor que puedo, y al doblar la esquina veo que se abre la puerta de una casa.
Una señora de edad, con gestos amables me invita a pasar.
Me ofrece licor mientras me atiende la herida.

Termina el vendaje y yo estoy bostezando.

Me duermo.

1 comentario:

Sol dijo...

me suena a Misery versión local