miércoles, marzo 07, 2007

El Durmiente

Floto en la inmensidad de mi prisión.

La desesperación, el dolor y la agonía me son ajenos.

Suspendido en la confianza de la liberación me mantengo inmutable.

Espero paciente, mientras las hormigas van y vienen, ignorantes de todo, pequeños títeres construyendo castillos de arena antes que suba la marea.

Con un ojo invisible escudriño el firmamento. Observo los astros en su danza eterna. Calculo sus movimientos, las pequeñas fluctuaciones. Ya falta poco para el despertar.

Mientras tanto sueño. Sueño con el momento en que pueda saciar mi hambre. Sueño en los brazos de la muerte, en mi hogar, en R'lyeh.

5 comentarios:

Sol dijo...

mmmm....., supongo que no todo hay que comprenderlo.

A_ROJO dijo...

que te fumaste para este?

Victor dijo...

Un repaso de arcaicas lecturas de otros tiempos, para tener la inspiración de este relato :-)

el 88 uñas dijo...

weeeeeena JJ,
me gustó la historia
con aire de otoño
y lovecraft...

podrias masterearte una de Cthulhu
;)

Juanjo dijo...

Hay cosas que es mejor no saber.